sábado, 31 de octubre de 2009

¿El conocimiento hace feliz?

Ante todo, buenos días, tardes, noches dependiendo del momento del día en que te dignes a ver mi querido blog. Hoy me dispongo a tratar el tema discordante de si el conocimiento nos hace felices.

En primer lugar me dispongo a dar la definición real de conocimiento, que es, por una parte, el estado de quien conoce o sabe algo, y por otra, los contenidos sabidos o conocidos que forman parte del patrimonio cultural de la Humanidad.

Sin embargo para mí el conocimiento se basa simplemente en el hecho de hacer feliz a una persona por conocer cosas nuevas, o infeliz porque prefiero vivir la vida y olvidarse de saber las cosas que le rodean, o por otra parte también para cierta gente el conocimiento no les produce ningún efecto. Así que me voy a disponer a dar argumentos de los tres tipos de respuesta que puede producir el conocimiento.

Por ejemplo yo opino que en parte en el caso de conocer ciertas cosas sería infeliz, puesto que hay conocimientos que prefiero no saber y quedarme tal y como estoy, como ¿Qué nos comemos cuando vamos a un chino, es en verdad ternera o es perro cocinado…, da igual yo me lo como porque me gusta; o la cantidad de conservantes, y mierdas (perdón por la expresión) que le echan a la comida en lata o a la comida rápida?, o como ¿A dónde vamos cuando nos morimos, o si esta vida es un simple sueño, o cómo surgió el ser humano?, además debido al conocimiento se que me voy a morir, y eso es lo que más infeliz me hace en esta vida, pero prefiero olvidarme de eso y vivir cada día como si fuera el último, así que procuro no preocuparme y disfrutar de lo que tengo ahora, y ya veré que ocurrirá cuando llegue la hora de morirme ¿no?.

Aunque hay otra parte del conocimiento que me hace feliz, y es la parte en la que conozco el pasado del ser humano sobre la Tierra, algunos conocimientos que me llaman la atención y me producen felicidad son, cuando España era una de la mayores potencias mundiales, ya que me hace feliz que mi país fuera importante, o saber que gracias a la ley de la gravedad y a la atmósfera podemos vivir en la Tierra, por el simple hecho de aprender algo nuevo y culturizarme.

A la vez para mi el conocimiento de ciertas cosas a veces no tiene relevancia alguna, puesto que me da igual saber porqué dos mas dos son cuatro, simplemente se que es así, pero no le busco explicación, o porque la fuerza que se aplica sobre un cuerpo es devuelta con la misma intensidad pero con diferente dirección.

Así que a la pregunta de que si el conocimiento me hace feliz yo respondería que si, no, o tal vez puesto que el conocimiento me produce varios estados de ánimo.

Nuestras horas son minutos cuando esperamos saber, y siglos cuando sabemos lo que se puede aprender.

2 comentarios: